Conoce cómo invertir en rentas puede aumentar tu capital.

Durante mucho tiempo, realizar inversiones en bienes raíces ha sido una forma eficiente de incrementar tu capital durante tiempos difíciles. Sobre todo, porque a pesar de lo mal que puedan estar los mercados financieros, los bienes raíces son un valor y activo tangible. Esto permite que siempre se mantenga su valor o incluso suba a pesar de la situación.

Te damos un par de consejos para que dentro de tu estrategia, puedas obtener los mejores beneficios.

1.- Define el presupuesto para tu proyecto.

Este punto  si lo defines correctamente,  podrás obtener el rendimiento que esperas. Recuerda que ajustarse a un plan realista, es la punta fundamental para que tu proyecto de bienes raíces rinda frutos.

Toma en cuenta que este tipo de inversiones son a largo plazo, por lo que debes ser paciente pero estratégico al momento de realizar tu plan de desarrollo comercial.

2.-Considera que el tiempo es tu amigo.

Las inversiones de este tipo, te permitirán obtener la plusvalía que incrementa año con año. El tiempo promedio en que las inversiones se ven reflejadas como rendimiento está entre 5 a 8 años. Por ello debes tener en cuenta que debes ser muy cuidadoso al seleccionar cómo invertirías.

3.- Mantén máximo ojo en los temas delicados.

Pagos de prediales, derechos de agua, facturas por electricidad o registro de propiedad, son solo algunos de los temas que debes estar cuidando constantemente. No olvides que tener en orden este tipo de datos, te permitirá tener tranquilidad en tus planes financieros.

4.- Investiga. Investiga, investiga.

El momento más adecuado para realizar este tipo de inversiones radica en las preventas. Toma en cuenta que al hacerlo, las zonas son las que te permitirán plantear el incremento de la plusvalía de la zona. Busca las zonas con mejor posicionamiento.

5.- La regla de oro. Invierte para rentar a un mayor valor.

Por supuesto que esto es básico, pero no menos importante. Obtener un beneficio de tu inmueble es básico para lograr tu libertad financiera. Por ello debes considerar los gastos que puedan salir al momento de tu planificación, a veces gastos como impuestos, pequeñas reparaciones o mantenimiento, pueden parecer insignificantes, y suelen ser absorbidos por el inversor, y a la larga esto terminará mermando tu capital. Por ello, considera siempre elevar tu valor para que no tengas pérdidas a mediano y largo plazo.

Si deseas conocer más acerca de esta estrategia de inversiones, visita nuestra sección de capacitación y conoce las fechas de nuestros seminarios presenciales, donde podrás aprender a invertir de la mano de especialistas que te apoyarán a crecer y lograr tu libertad financiera.