El inicio de año es el mejor pretexto para replantear nuestros hábitos financieros. Muchos sabemos que el año pasado fue uno de los más inestables e inesperados de las últimas décadas, pues la pandemia nos tomó por sorpresa. En esta ocasión queremos orientarte con algunos consejos financieros que apoyarán tu economía y construirán hábitos financieros saludables.

Continúa leyendo para conocer más consejos.

Ahorra

Este hábito financiero es uno de los más importantes, pues te mantendrá seguro para cualquier imprevisto y también te dará la oportunidad de invertir en ofertas que surjan.  El ahorro desde siempre ha sido un hábito que a muchos les cuesta trabajo, pero con pequeñas acciones podrás ir fortaleciéndolo. Existen muchas técnicas para comenzar con él, desde los botes de monedas hasta instituciones financieras.

Es importante que tu ahorro esté distribuido inteligentemente, es decir, que no exceda tus capacidades de sostenibilidad. Además, cuida que tu ahorro genere ingresos, existen muchas instituciones que otorgan rendimiento por ahorrar con ellas; no olvides elegir un plan de ahorro flexible que te permita disponer de este capital si en algún momento encuentras una oportunidad de negocio.

Existen muchos ejemplos de distribución de tus ingresos en los que se sugiere darle más peso al ahorro y las inversiones para tener finanzas saludables. Por ahora solo te sugerimos comenzar por pequeños pasos que te ayuden a iniciar este hábito financiero, el segundo paso será aumentar tu ahorro, pero recuerda, comencemos por pequeñas acciones.

Invierte

Invertir es el hábito financiero por excelencia, esta actividad te dará rendimientos, aumentará tu capital y lo mejor es que te ayudará a conseguir la libertad financiera. Es de vital importancia invertir planificadamente, por eso te compartimos algunos pasos para iniciar con inversiones exitosas.

1.      Asigna un presupuesto

Antes de empezar a elegir inversiones, haz un análisis sobre tus ingresos, considera si tienes la capacidad para invertir y vivir. En muchas ocasiones el ahorro es el fondo de donde puedes obtener capital para invertir, planifica y decide un monto sano para invertir. De este presupuesto dependerá qué tipo de inversiones harás.

2.      Infórmate sobre los beneficios

Estudia qué negocio te conviene más, por ejemplo, si tienes experiencia en alguna industria será más fácil comprender los riesgos y oportunidades. También existe la posibilidad de invertir en bienes raíces, que es una excelente opción, si no sabes sobre este tema, no te preocupes en GANADORES INVERSIONES BIENES RAÍCES tenemos cursos que te capacitarán en esta área.

3.      Compara entre 3 opciones

Nada como la capacidad de elegir. Investiga qué negocios están teniendo un crecimiento actual y cuál es su proyección. Analiza cuál de ellos se relaciona con tu experiencia o con tu forma de pensar y descarta todas esas opciones que no te convenzan. Recuerda no te dejes llevar por la intuición, respalda todas tus decisiones en números.

4.      Establece metas de crecimiento

Todo negocio debe tener un crecimiento, aunque los parámetros no sea los mismos es necesario medir cada acción. En el blog pasado te compartimos la metodología OKR que te ayudará a establecer metas claras para obtener resultados medibles y escalables. En tus metas de crecimiento de tus inversiones, te recomendamos establecer tiempos y objetivos que lleven a una meta principal.

5.      Diversifica tu inversión

En el paso 3 te recomendamos elegir 3 opciones de inversión. Como vimos con la llegada de la pandemia, muchas industrias se vieron afectadas, pero otras tuvieron un crecimiento exponencial. Todos los negocios tienen un factor de riesgo y para minimizarlo se sugiere diversificar las inversiones en distintos negocios para que entre todos colaboren al crecimiento. Y no depender de un solo ingreso.

Comienza un fondo para tu retiro

Este es uno de los hábitos financieros más saludables y uno de los más olvidados. Un fondo para el retiro es un ahorro que se va acumulando y que al final de la vida laboral se utiliza para la manutención y goce. Pensar en el futuro es primordial.

Fondo de emergencias

Uno de los temas que siempre evitamos o pasamos por alto son las emergencias. Si tenemos suerte, nunca lo vamos a necesitar, ni haremos uso del fondo, pero si no, una emergencia puede ponernos en apuros. Este hábito financiero nos protege para este tipo de sucesos, ya lo dice la frase “hombre prevenido vale por dos”, este hábito es saludable no sólo para tus finanzas sino para tu vida diaria.

Usa el crédito responsablemente

En ocasiones no contamos con el capital propio para iniciar una inversión o bien para un gasto emergente, para esas situaciones el crédito es nuestro mejor aliado. Nuestra recomendación será usarlo de manera responsable, tener deudas no es malo, siempre y cuando tengas un ingreso que las cubra.

Usar el crédito de manera adecuada es uno de los hábitos financieros más complejos, ya que existen muchos mitos sobre los créditos que en ocasiones lo ponen como el villano de la historia. Algunas pequeñas acciones que harán la diferencia son: pagar a tiempo, evitar pagar sólo el mínimo, no solicitar muchos créditos a la vez y en caso de atrasos buscar realizar aportaciones. Recuerda que el historial crediticio es de mucha ayuda.

Esperamos que estas recomendaciones sobre hábitos financieros saludables sean de utilidad para ti en este comienzo de año. En GANADORES INVERSIONES EN BIENES RAÍCES te capacitamos sobre inversiones, pero además te orientamos en liderazgo y finanzas. Súmate a nuestra familia y triunfa en tus inversiones.