¿Cuál es la diferencia entre agente e inversionista inmobiliario?

Cuando uno desea ingresar al negocio de Real Estate generalmente se pregunta si necesitas ser agente o inversionista inmobiliario. Para responder la pregunta debemos conocer sus características.

La diferencia entre agente e inversionista inmobiliario se resume en que el primero cuenta con la licencia para realizar esta actividad; el segundo cuenta con la habilidad para invertir y convertir la oportunidad en un negocio.

Al hablar de bienes raíces siempre surge la duda sobre si es necesario contar con licencia de agente inmobiliario para iniciar en este negocio o existen diferentes opciones para arrancar. Para responder estas dudas entrevistamos a Eusebio Graterol, nuestro especialista en Real Estate y abogado internacional, que nos ayudará a entender más sobre este tema tan interesante.

Puedes leer la entrevista a continuación.

¿Se pueden jugar los 2 papeles en la misma transacción?

Eusebio: “Sí puedes, pero no es necesario en el tema de las inversiones de bienes raíces.  

  • No estás obligado a tener una licencia.
  • Si tienes una licencia, cuentas con un valor agregado.”

¿Cuál es la diferencia entre un agente y un inversionista?

Eusebio: “Las principales diferencias son las siguientes:

  • El agente:
    • Busca la propiedad, y es el encargado de negociar.
  • El inversionista:
    • Se encarga de correr los números.
    • Buscar las propiedades.
    • Pedir colaboración al agente en caso de que él no lo sea.
    • Hacer las negociaciones
    • Firmar el contrato y todo lo que se deriva de los factores de una negociación.”

¿Cuál es el beneficio de cada uno?

Eusebio: “Existen algunas diferencias relevantes.

  • Como agente:
    • El agente de Real Estate busca las propiedades, los clientes para las propiedades y gana una comisión por la venta. (Así ahorrarías comisión para el agente inmobiliario).
    • Vas a poder hacer ambas partes representarte a ti mismo en las negociaciones como agente y a su vez hacer los negocios como inversionista.
  • Como inversionista:
    • Sin ser agente, puedes comprar las propiedades.
    • Si necesitas de los servicios de un agente, lo contratas y lo tienes en tu equipo.
    • Debes ser más integral en el tema de: prepararte para hacer diferentes tipos de negociaciones de bienes raíces.
    • Debes tener un portafolio hecho de rentas, flipping, y en general las modalidades que se manejan.
    • Debes entrenarte y capacitarte, para hacer negociaciones rápidas de bienes raíces; comprar, vender, alquilar.

Recuerda que son dos caras de la moneda muy diferentes, pero lo importante siempre será triunfar en el negocio de Real Estate”.

Como ves, existen diferentes caminos para arrancar en este negocio

Ahora que sabemos más sobre las diferencias entre el agente y el inversionista, podemos ver que iniciar en Bienes Raíces no necesariamente depende de tener o no la licencia. Todo aquel que busca una opción para iniciar un negocio en este rubro puede hacerlo, se trata de conocimiento y contactos además de mostrar las ganas para arrancar.